miércoles, 22 de julio de 2009

Varsovia - Nyan

Martes 22 de Julio.


19 - 21 - 25 grados. No ha llovido, pero ha amenazado... la temperatura ha subido a partir de las 6 de la tarde, durante el resto del día, por momentos iba incómodo por el fresco.


397 Km. a 44,9 Km. por hora en 8:49. Me he puesto en marcha a las 8:50, después de haber dormido a pierna suelta y haber desayunado el típico breakfast europeo, es decir, hasta el culo de comer...


He visto un mensaje de Luis que me decía que iban a reparar la bomba del embrague y en cuanto estuviese lista me harían una "perdida", cosa que ha ocurrido sobre las 11. Se encontraban a 180 Km. de mí, de manera que cuando me estaba acercando a las coordenadas que me habían pasado, ellos ya estaban muy lejos...


La etapa ha sido tranquila, siempre que ir salvando carriladas, baches, cortes de carretera, rebufos de camiones y perros en la calzada sea algo tranquilo. La suerte es que desde que estoy pendiente de estas cosas no me duele la espalda, ni la contractura del hombro izquierdo, ni me molestan los tobillos ni el culo..., sencillamente no me lo puedo permitir, hay que andar con 101 ojos. Hoy no he visto renos, he visto un ciervo. Ya van varios. Ayer vi montones de cigüeñas... me habían parecido buitres, como los que veo durante el invierno en Morella, pero eran cigüeñas. Preciosas. Posiblemente habría 50 o más. Se nota que están preparando el viaje hacia el sur. No me extraña que al contrario que los buitres, que también tienen un vuelo precioso pero que asociamos a la muerte, las cigüeñas son todo lo contrario, la vida. Creo que está justificado porque es todo un espectáculo verlas volar... por cierto, en la primera etapa, en Cádiz, también vimos muchas cigüeñas.


En una gasolinera he parado para limpiar el carburador un poco. Luego por la tarde he vuelto a parar para hacer una limpieza más a fondo... y a que no sabéis que había en los filtros?. Pues moscas y mosquitos. Por dónde habrán entrado?. Parece que ahora Moisés respira un poco mejor, pero todavía hay que hacerle alguna cosilla más, por ejemplo: cambiar los plásticos de los rodillos del variador. La última vez que los vi fue en Helsinki y ya estaban muy gastados. Ahora se nota que no cambia bien y el motor trabaja más de lo necesario. A ver si pillo a Luis y Félix, que parecen ya Penélope Glamour y Patán en los autos locos, no hay manera de alcanzarles. A propósito, acabo de recibir un mensaje de Luis en el que me da noticia de un pequeño error de cálculo que les ha llevado a una Praga equivocada. Precisamente la Praga de Eslovaquia, a 580 Km. de la de la República Checa... vaya fastidio... Yo ahora estoy a 250 Km. de la buena, seguramente llegaré, a poco que las carreteras me lo permitan, antes que ellos. Una vez allí la idea es hacer turismo y ponernos en orden respecto al rutómetro. He visto montañas... las he visto, cosa que no ocurría desde que dejamos Noruega, creo recordar. Supongo que mañana las tendremos que atravesar la Bella Durmiente y yo.


El hillman es un reclamo a la curiosidad, pero os puedo asegurar que la Vespino con la banderita, que esta gente de aquí de Polonia no tiene idea del país que representa (ahora os hago un comentario respecto al uso de la bandera), tampoco se queda corta. Es supersencillo entablar comunicación, por no decir diálogo, con la gente de todos los países por los que hemos pasado. Ahora mismo, en la zona donde me encuentro, la gente no habla español, ni francés, ni nada que me pueda sonar..., ni siquiera inglés. Me dicen una frase y les pongo cara de esponja estrujada. La repiten y vuelvo a estrujar la esponja. La repiten nuevamente y la esponja lo hace por cuarta vez: -- si oigo y soy capaz de repetir lo que me dices, pero es que no sé lo que significa -- entonces es cuando hacen un movimiento como de espantar moscas, que significa que me dan por imposible, de manera que ellos o ellas deciden por mí... eso de ir de "guiri" mola un puñao, al final piensan como lo hacemos nosotros en España, que los guiris están un poco bobos...


Pero me lo paso en grande, me comunico mejor o peor y, además, consigo lo que quiero. Incluso como hoy, en un "bar", igual que en España, han salido a despedirme. Me he comido una hamburguesa en el bar de Cristina, muy aseadito y muy bien. Por cierto, aquí los precios están 4 a 1 a favor de España. Muy baratos. Eso sí, la gasolina igual que en España y los pisos, según Mateuoz, también.


Para terminar: las fotos que os mando están comprimidas para que pueda mandarlas sin problemas. Hay algo así como 2.000 más, la mayoría sin interés porque yo fotografío hasta las rayas de la carretera, pero alguna merece la pena. Supongo que cuando llegue a España podremos hacer una buena selección entre las que yo tengo y las de Luis.




Ah, se me olvidaba, la dirección del camping de ayer...

Zajazd, Private, Jan Leszczynski

16-400 Suwalki, ul Polna 9

Tel. (048 87) 565 30 33

1 comentario:

Kiqu dijo...

Se nota que vas mas relajado, Valentín. Las crónicas son cada dia mejores. Es lo mas parecido a estar allí.